viernes, 31 de agosto de 2012

LAS ICNITAS DE LOS DINOSAURIOS

La Paleoicnología de dinosaurios comprende el estudio de sus huellas y demás restos dejados por su actividad vital (huellas de pies y manos, marcas de rabo, de piel, etc.). Paleo en griego significa antiguo, iknos significa huella y logos, tratado; por lo tanto, es la ciencia que estudia las huellas dejadas por los animales del pasado.

FORMACIÓN DE UNA ICNITA

Es fácil dejar una huella en un charco con agua o en la arena de la playa, pero es difícil que se conserve en el tiempo.

Para que se forme una huella de dinosaurio es necesario que:
  1. El suelo esté formado por partículas finas con cierta cantidad de agua, necesaria para que sea plástico.
  2. Tiene que pasar un dinosaurio por el lugar y dejar sus huellas cuando el suelo está blando.
  3. El suelo debe endurecerse los suficiente para que no se erosionen ni se destruyan las marcas antes de que una nueva capa de agua con más sedimentos la cubra.
Hay que recordar que la capa sobre la que andaban los dinosaurios, estaba en posición horizontal, no es posible que la capa de barro estuviera inclinada, como hoy se ven algunos yacimientos encontrados, ya que el barro caería y se acumularía en la parte baja.

La conversión del barro en piedra (litificación) es un proceso que comienza cuando encima del estrato con las huella, se colocan sedimentos nuevos. Al principio, el barro, pierde el agua que contiene debido al peso del material que se le viene encima. Con el paso del tiempo, en este caso millones de años, el barro se va haciendo cada vez más compacto hasta que se convierte en piedra.

EL DESCUBRIMIENTO

Algunos de los puntos con huellas ya se conocían por los pastores y la gente del campo, pero se les daba una interpretación muy distinta a la real.

El rastreo o la prospección de las huellas se hace teniendo en cuenta algunas premisas lógicas:
  • Las rocas en las que se encuentran no tienen que ser marinas, sino continentales.
  • Si las capas están inclinadas, hay que mirar en las laderas en las que están a favor de la pendiente y no a contrapendiente, porque es más fácil que allí haya mas lisos al aire.
Si las rocas son marinas, contendrán fósiles marinos como ammonites, belemnites, corales, etc. Si las rocas son continentales, tendrán fósiles de agua dulce, plantas, raíces, etc.

Lo normal, una vez se inicia la prospección y si se encuentra algo, es descubrir marcas incompletas o semidestruidas. No hay lisos abundantes con muchas pisadas fosilizadas.


Queremos darle nuestro mayor agradecimiento al paleontólogo Félix Pérez Lorente, por compartir su sabiduria con nosotros y ayudarnos a componer este post, para que todos podamos comprender un poquito mejor a estos animales que dejaron huella (nunca mejor dicho).

Con este post participamos en el XV Carnaval de Biología cuyo organizador es Hablando de Ciencia 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada